Al largo de la Ribeira de Valongo, Ribeira de Leomil luego a seguir existe el Vidual y la Ribeira da Dama, afluente de aquella, los pintorescos Molinos de agua existentes sirven ahora de adorno à paisaje y comparten la suerte de la vieja economía rural y patriarcal – deterioradas por el abandono, invadidas por plantas salvajes y por "giestas" (planta de la familia de las leguminosas algunas de las cuales son muy frecuentes en las zonas verdes de Portugal).

Esta forma de economía rural, con una destacada posición en el sistema económico de las sociedades, su organización tiene como base fundamental el cambio del servicio de moler por la cobranza de un porcentaje de cantidad de harina molida y de la exploración de todas las posibilidades naturales de las serranías, fue otrora sinónimo de poder económico. En tiempos de muchas necesidades y carencias, ser molero significaba, para si y para todos los suyos, el remedio para la plaga del hambre, siendo esta situación ajena a sus hijos, por ejemplo, el derecho a comer la sopa en la cantina de la Escuela primaria, la cual era suministrada pela asistencia de entonces.
Copyright © 2017 Moinhos tia Antoninha | powered by ponto.C